VIVIAN FOX

El Tratamiento Osteopático

El trabajo del osteópata se realiza en una camilla, sin aparatos. Su herramienta son las manos, a través de las cuales se detectan, por medio de la palpación, las zonas que presentan restricciones de movilidad, buscando devolverles la funcionalidad.

Lo primero que se hace en una sesión es la anamnesis, que consiste en interrogar al paciente sobre el motivo de la consulta, cuánto tiempo hace que tiene el problema en cuestión, sus antecedentes médicos, sus actividades diarias, etcétera. Los aspectos psíquicos y emocionales resultan fundamentales.

Tiene lugar entonces la etapa de observación, donde se repara en la forma en que el paciente camina, cómo se para y cuál es la descarga de peso que hace al moverse; también se le pueden hacer test de movilidad, para evaluar sus movimientos. Y luego, sí, se procede a la palpación, a través de la cual se lo puede diagnosticar y tratar.

No hay límite de edad para atenderse con un osteópata, desde recién nacidos hasta personas de edad avanzada. La cantidad de sesiones, así como la frecuencia, dependen de cada situación, aunque por lo general varían entre 3 y 8 sesiones de no más de una hora, con una frecuencia que suele ser quincenal o mensual. 

¿Cómo es la consulta?

Modalidad:

La primera visita es una consulta de asesoramiento donde informamos al paciente de su problema. Previamente al tratamiento, necesitamos rellenar una ficha del paciente, en ella haremos preguntas acerca de su trabajo, actitudes posturales, si realiza deporte, alimentación, antecedentes personales, cicatrices por operación y de que ha sido operado, estado emocional, etc.

Posteriormente haremos un examen osteopático para determinar las lesiones actuales. En este estudio tendremos presentes los acortamientos musculares, posturas antialgicas, posibles fijaciones viscerales, lesiones pélvicas, etc.

Una vez realizado nuestro diagnóstico osteopático, se propone al paciente un tratamiento conforme a su lesión.

Así podemos decir, que primero estudiaremos la causa que esta produciendo el problema para posteriormente tratarlo de la forma más directa y eficaz posible. Tratando el problema desde el origen conseguiremos terminar con el problema definitivamente, sin volver a nuevas recaídas.

En resumen:

El diagnóstico se realiza tomando en cuenta la historia clínica del paciente, la evaluación postural, la palpación y los tests de movilidad.

El tratamiento se realiza sin recurrir a manipulaciones. 

Devuelve el equilibrio al cuerpo.

El paciente en la mayor parte de la sesión es pasivo, permanece tumbado en la camilla y colabora con el osteópata mediante respiraciones.

Las sesiones que se realizan depende del diagnóstico y del problema que aqueje al paciente. La duración de las sesiones es de una hora aproximadamente.

Coordinar una cita ›

CANCELACIONES:

Si no pudiera asistir a su consulta, es de agradecer avisar tan pronto como le sea posible, a fin  de poder facilitar esa hora para otra persona que pudiera necesitarla.
La puntualidad es un requisito. Normalmente nuestros pacientes son puntuales, ya que cualquier pequeña demora, ocasiona retrasos encadenados.